Crónica: IV Miria Villa de Torija (18.04.2010) - 10 k


Para ser la primera vez que corro fuera de Madrid, no me he ido muy lejos, la verdad…

Y es que el Domingo pasado estuve en Torija (Guadalajara) corriendo la IV Miria Villa de Torija. Un 10 k con el autentico sabor de las populares de siempre.

Poco antes de las 12:00 el cielo no pintaba mal del todo, y la temperatura era perfecta para correr. Seríamos unos 500 corredores los que pululábamos calentando por el pueblo mientras admiraba estupefacto el castillo de origen templario.

Antes de la salida, el sentido recuerdo a Alberto Ceballos, que falleciera en la media de Madrid.

La carrera consistía en dar dos vueltas a un circuito de 5 km casi totalmente urbano (en este caso rural), sin grandes desniveles en altura.

La primera vuelta se me dio bastante bien:

3:50___3:55___3:47___4:01__y__3:59 (19:31), rodando con un grupo que me llevaba con un ritmo cómodo.

Pero poco antes del 5k, no es que empezase a llover, es que alguien tiró de la cadena y nos calló una manta de agua que duro hasta el final de la carrera. Por suerte la temperatura seguía rondando los 15º, pero aun así mi cuerpecillo serrano no pudo evitar acordase de la SanSil (esos chuzos + granizo + frío que te cagas = K.O.), por lo que instintivamente baje un poco el ritmo. Con el poco agradable sentir de que te adelanten 20 tíos. La cosa termino así:

4:10___4:17___4:00___4:08__y__3:52. Para llegar con 39:45 (9.941 m) y muy contente, la verdad, pues vuelvo a bajar de 40’ sin haber ido a tope del todo.

Me encantó la carrera, el circuito y el pueblo. Y me alucinó ver la brigada de corredores amarillos (CA Alovera y CA Villanueva, estos fueron los que me pasaron a mansalva, terminé el 66º) y naranja (C Marathon Guadalajara); que se iban saludando entre ellos mientras que yo no podía ni con el dorsal.

En la plaza de la Villa estaba también la llegada. Esta vez no hubo bolsa del corredor, pero porque todo lo que nos dieron no cabía en una bolsa: camiseta técnica, medalla conmemorativa, botella de agua, diferentes frutas a elegir, y diferentes yogures… y que ven mis ojos, un grifo de cerveza repartiendo a tutiplé. Alucinante, esto es correr y no las coñas del Liberty…

Y esto fue todo, pensando ya en la próxima que será los 10 km de Madrid, donde como ya os dije voy a ofrecerle al Gebre que rinda, como buen caballero.

Un saludo para todos, en especial a los que el próximo Domingo os vais a merendar 42 km.

Las clasificaciones aquí.

Guillermo

Phasellus facilisis convallis metus, ut imperdiet augue auctor nec. Duis at velit id augue lobortis porta. Sed varius, enim accumsan aliquam tincidunt, tortor urna vulputate quam, eget finibus urna est in augue.

4 comentarios :

  1. El domingo no le des ni un metro al Gebraselasie que te la juega. Por supuesto antes de la salida machácale psicológicamente, ya se te ocurrirá algo, un insulto, sujetarlo con una cuerda, tirarle polen, algo.

    Suerte.
    Jaal

    ResponderEliminar
  2. Buena carrera, y este domingo caña a Haile, que si no tuvo valor para correr en Torija no lo tendrá para aguantar tu ritmo a tope en Madrid, le veo flojo y blando, a por él.

    ResponderEliminar
  3. La estrategia está clara: el sábado por la noche varios sicarios irán al Hotel del Grbre a rmperles las piernas, de esta manera, tenemos asegurado el triunfo
    En estas carreras de menos asistencia te tratan fenomenal y en contrapartida corren todos los atletas de la provincia, pros o semipros, y suelen dejarte bastante planchado
    Por experiencia lo sé, ay, de Torrecaballeros
    Buena carrera el domingo
    JUAN

    ResponderEliminar
  4. Buena carrera, pese al agua.
    ¿Faltaban 60 metros? ¡Cachis!

    ResponderEliminar