Maratona do Porto (8.11.2015) OBRIGADINHO !!!

Habría que empezar por el principio:
Finales de Julio, quince semanas por delante con un plan específico para atacar el 3:15.
15 semanas que pasan volando, poco intensas (creo) pero por primera vez de 5 días por semana.
Semanas de ilusión, kilos de constancia, desesperación por momentos y sobradas  de aburrimiento por entrenar solo (sí, se echa muuucho de menos a la manada). 
Pero en nada estamos en el día D.

El fin de semana en Oporto se resume rápido: maravilloso. Preciosa ciudad volcada al Duero: sencilla, auténtica, espectacular, humilde, económica…totalmente recomendable.

Los 15.000 corredores inscritos en 3 distancias (más de 5.000 en maratón) contamos con una organización sobresaliente. Con la entrega de dorsales en una sala exposiciones pequeña pero moderna y bien cuidada (como debió ser el Pabellón de Cristal de Madrid hace unos 100 años) y una abrumadora bolsa del corredor (mochila, bolsa, gorra, camiseta, camiseta finisher, medalla...)



Y con quizás el único punto negativo de la no información sobre la altimetría, lo que nos hizo llevarnos algún disgusto a los que pensábamos que íbamos a una carrera plana.

El recorrido, que partía del Parque da Cidade (ya en el Atlántico), iba siguiendo toda la orilla del “Douro”, cruzaba al otro lado de la ciudad y a partir del  km 28 volvía prácticamente por el mismo camino.
Es el tramo central ,entre el 21 y el 35, donde el recorrido es realmente bonito. Pasa por toda la zona de terracitas turísticas (Ribeira), cruza por el mítico Puente de Luis I, y recorre unos km del “Cais de Gaia” (la zona de las bodegas). Principio y final se hace mas aburrido.

Decido pocas semanas antes correr por primera vez en negativo (en vez del tradicional “guardado de unos minutos en la mochila por lo que pueda pasar”. El plan a seguir era:
Hasta el km 3: a 4:42
Hasta el 14,     a 4:38
Hasta el 28,     a 4:35
Para ahí bajar  a 4:31 hasta el final



Los ritmos van clavados, concentrado a tope, todo el recorrido solo y con el subidón de ver civilización a partir de la media (que paso en 1:38:10).

La entrada por el puente Luis I la hago con los pelos de punta, con ritmos a los que jamás he ido en maratón (@4:35) y con centenares de personas animando...
Llega el 28 y le meto la última vuelta de tuerca: bajar a 4:31.
Tengo el globo de 3h15 a 50 m por delante, pero voy tranquilo pensando en que al final le pasaré...
pero desgraciadamente el fuelle solo me dura 5 km.

9 km aun por delante y me es imposible aguantar el ritmo. No voy mal pero 4:45 es lo mínimo que apunta el garmin. Es aquí donde vienen las escusas:
- Mañana de calor acojonante, de las que a las 9 ya estás sudando. Por encima de los 20º.
- Nunca había corrido por adoquines y sí, se nota un huevo.
- Y... jdr! todo el final parece muuuuy cuesta arriba (aunque luego vea que no fuera para tanto). Está claro que no es Valencia, pero tampoco Madrid. Un intermedio diría yo.

El caso es ya los últimos 4 sufro de verdad, calor horroroso, me da la impresión de que me pasan como aviones y no se acaba nunca.
Las sensaciones en meta no son nada buenas: el 3:15 con que llevaba meses fantaseando se esfuma.
Tiempo neto: 3h18'51"

Y... tardo dos días es darme cuenta de...  ¿pero estás tonto??? Tiempazo de cojones!!!
Lo he dado todo y he podido comprobar que para el 3:15 me tiene que salir el día redondo, para lo cual me ha faltado poco.

Todavía 24h en la ciudad, ya con la mente en modo marathon off, pero con la sonrisa de haber hecho bastante bien los deberes...
¿Cuál es la próxima?????  


  

Guillermo

Phasellus facilisis convallis metus, ut imperdiet augue auctor nec. Duis at velit id augue lobortis porta. Sed varius, enim accumsan aliquam tincidunt, tortor urna vulputate quam, eget finibus urna est in augue.

6 comentarios :

  1. Aúpa Guillermo¡¡¡
    Púes fue una pena no poder saludarnos en Oporto, porque cruzarnos nos debimos de cruzar unas cuantas veces¡¡¡¡
    Si tu iobjetivo era 3:15, date por contento con el tiempo final, ya que el día no estaba para florituras¡¡¡
    Esos 12 km finales bajo el sol, sin ni una sola sombra, nos castigaron de lo lindo a todos¡¡
    Lo dicho enhorabuena por la carrera¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. Bravo Guiller!!! joder pues claro que es un tiempazo!!!
    tenemos, los que corremos, la mala costumbre de ver las carreras en general y los maratones en particular basándonos sólo en el tiempo final...
    Debemos ver cada carrera de manera individual, un 3:30 en Madrid, no tiene el mismo valor que en Sevilla o Valencia, y no solo el perfil altimétrico, hay otros factores como la climatología de ese día, por no hablar del adoquinado... por lo tanto ese crono tiene un valor grande, y con el paso del tiempo lo tendrá más aún.
    Enhorabuena Guiller un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  3. Felicidades Guillermo!! tiempazoo!!! claro que si!!! hay que seguir buscando ese día perfecto para que todo salga redondo!!! A por el siguiente!!!
    bss
    Tania

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena, es un tiempazo aunque no hayas logrado tu objetivo. A mí me pareció una media muy bonita aunque si toca día lluvioso o con aire....., y no es llana. Por supuesto la ciudad me encanta.
    Salu2

    ResponderEliminar
  5. Muchísimas felicidades Guille , eres un híbrido entre un ñu y un galgo, que tío. A ver si nos vemos en el monte, que lo tienes abandonados. Un abrazo.

    ResponderEliminar